Análisis REPSOL 2015

1.- Descripción de la compañía: Repsol es una compañía integrada de petróleo y gas que desarrolla su actividad en 39 países y que emplea a más de 24.000 personas. Repsol está presente en todas las fases de la cadena del negocio, incluyendo la exploración, producción, refino, transporte, química, estaciones de servicio y nuevos tipos de energía. Es la primera compañía de refino y marketing en España, la tercera compañía privada en distribución de GLP en el mundo y uno de los líderes mundiales en la comercialización de gas natural licuado (GNL). Repsol tiene una producción diaria de 330.000 barriles equivalentes de petróleo y un sistema de refino que puede procesar 998.000 barriles de crudo al día, con unos excelentes activos de Downstream que están entre los más eficientes de Europa. Repsol también distribuye y vende gasolinas y lubricantes a través de su extensa red de estaciones de servicio.

2.- Evolución del negocio: Repsol registró unas pérdidas de 1.227 millones de euros en 2015 tras provisionar 2.957 millones de euros, frente a unas ganancias de 1.612 millones de un año antes. Este resultado, que refleja específicamente la marcha de los negocios, se produjo en un contexto de precios muy deprimidos del crudo y del gas. Durante muchos años el principal foco estratégico de Repsol ha sido crecer en el negocio upstream (exploración y producción) para reducir su vulnerabilidad a las fluctuaciones del negocio downstream (refino y marketing), fuertemente dependiente de los márgenes de refino. La gran paradoja es que cuando en 2014, tras escapar de la trampa de YPF, el grupo dio el gran salto en upstream con la compra de Talisman (perfeccionada en 2015), endeudándose fuertemente, el precio del crudo se desplomó, arrastrando a la compañía a pérdidas.

repsol 2015

3.- Opiniones sobre la cotización: Una vez que tocó suelo a principios de año, tras la fuerte corrección a la baja que tuvo en 2015, el precio de la acción ha ido remontando, a la par que mejoraban las expectativas de su negocio. La sostenida tendencia al alza que ha venido manteniendo en 2016, apunta a desafiar el techo de los 15€/acción, algo que en base a los fundamentales, es razonable.

4.- Estimaciones de valoración: Condicionado por el entorno de precios del crudo y derivados, es previsible que todas las partidas de la cuenta de resultados sigan la tendencia a la baja, aunque vuelvan los beneficios. No obstante, es de prever que a medio plazo, habida cuenta los últimos movimientos de la OPEP, se recuperen los precios del petróleo, y por tanto, se incremente el margen de beneficios y la rentabilidad de la compañía. El problema es si puede aguantar hasta entonces, dado que tiene un importante apalancamiento financiero, y su RCSD es menos de la mitad de la unidad. De momento la rentabilidad del negocio casi iguala al coste de la deuda, pero es una situación delicada. Con lo que hemos dicho, podemos percibir una cierta infravaloración en la cotización actual de la acción, ante el miedo del mercado frente a las expectativas financieras de Repsol, con lo que se podría estimar que la compañía vale algo más de su precio actual, como mínimo su valor en libros, dado que cotiza a 0,65 veces el PBV. Pero es una inversión arriesgada.

5.- Recomendación sobre la postura a tomar: En caso de ser titular de acciones, convendría MANTENER, dado que la compañía se encuentra algo infravalorada, y debería corregirse su cotización al alza, a la par que repunta el precio del petróleo; pero una vez que eso se produzca, convendría VENDER. En caso de no contar con acciones, convendría MANTENER la posición fuera del valor, dado que la situación financiera de la compañía empieza a ser comprometida, y se va a ver obligada a recortar el dividendo para poder salir adelante.

IndicadoresCotizacionesPERPBVROEKeYieldRCSD
Actuales12,48 €--x0,65x4,30%6,59%2,67%0,27x
Estimados18,77 €20,49x1,05x5,10%4,88%0,00%0,39x