Análisis SACYR 2015

1.- Descripción de la compañía: Sacyr es una compañía multinacional de referencia en la construcción y gestión de infraestructuras y proyectos industriales y servicios. El 51% de su facturación procede de la actividad internacional, el 40% de su plantilla y el 52% de su cartera de ingresos se encuentra en el exterior, en los más de 20 países donde Sacyr está presente.

2.- Evolución del negocio: Sacyr obtuvo en 2015 unas ganancias netas de 370 millones de euros, muy por encima de los 33 millones que cosechó en 2014, gracias, principalmente, a la venta de su división inmobiliaria Testa. Los ingresos de la constructora aumentaron hasta los 2.949 millones de euros, un 8,5% más que en 2014, debido, sobre todo, al impulso de la actividad internacional. Respecto al conjunto de la compañía, el negocio concesional ya genera la mitad del EBITDA y el 11% de sus ingresos. No obstante, los ingresos de la división de Construcción, que es la que más factura de todo el grupo, han caído. La compañía atribuye el aumento de las ventas y del EBITDA a que la favorable evolución de las actividades de Concesiones, Servicios e Industrial compensó la desaceleración de la actividad de Construcción.

sacyr 2015

3.- Opiniones sobre la cotización: Tanto en 2012 como en 2014, las acciones de Sacyr protagonizaron una importante caída desde los cinco euros hasta por debajo de los dos euros, remontando nuevamente en los dos años siguientes. Y ahora parece que estuviéramos al inicio de una nueva remontada, camino de retomar esos cinco euros, habida cuenta de que el PER no llega a tres veces, lo cual es un valor ínfimo. El problema que hay detrás de estos abruptos movimientos que castigan fuertemente el valor, es la situación financiera del grupo. Aparte de la naturaleza cíclica del negocio de una constructora, Sacyr tiene dos talones de Aquiles, por un lado la cuestión de las autopistas radiales quebradas, con su filial Itínere. Por otro, su importante participación en Repsol, en la cual ha perdido un 50% del valor, y se encuentra ahora expuesta a perder la remuneración vía recorte de dividendo. Ambos factores son relevantes porque fueron financiados con deuda. Y es que Sacyr se encuentra endeudada con un grado de apalancamiento financiero cercano al 80%.

4.- Estimaciones de valoración: La compañía cotiza a unos niveles próximos a su valor en libros. Pese a que sus márgenes de negocio van mejorando y creciendo, reiteramos el problema del elevado endeudamiento de la compañía, respaldado por activos con baja rentabilidad. Sacyr no puede hacer frente al servicio de la deuda (pago de principal e intereses) dado que su RCSD es de un nimio 20% y su ROIC no llega al 30% de su coste de la deuda. Conviene recordar que la mejora de los resultados en 2015 viene por la venta de su filial Testa, y no por negocio, y aún tendría que desprenderse de más activos, para poder compensar su deuda y generar flujo de caja positivo. Ante semejante situación comprometida, no le asignamos más de su propio valor en libros, en torno a tres euros por acción.

5.- Recomendación sobre la postura a tomar: En caso de ser titular de acciones, convendría VENDER, dado que la compañía tiene una situación financiera comprometida, y habría que aprovechar la actual ligera tendencia al alza para deshacer posiciones en el valor. En caso de no contar con acciones, convendría MANTENER la posición fuera del valor, dado que pese a estar bastante castigada en su cotización, ello es debido a su fuerte endeudamiento, y no es previsible que vaya a generar unos resultados estables en próximos ejercicios.

IndicadoresCotizacionesPERPBVROEKeYieldRCSD
Actuales2,05 €2,86x0,82x28,77%34,92%2,43%0,18x
Estimados3,15 €--x1,00x0,00%6,40%0,00%0,22x