Indicaciones sobre los datos financieros tomados como referencia para los análisis de valoración

Dado que las compañías cotizadas publican sus estados financieros consolidados; se ha procedido a tomar como referencia el patrimonio neto, excluyendo los socios externos; y el resultado del ejercicio atribuible a la sociedad dominante, excluyendo los intereses minoritarios.

Sobre los ingresos, se toman como referencia únicamente los procedentes de su core business, es decir, la partida referente al importe neto de la cifra de negocios, sin tomar en cuenta otros ingresos de explotación, para no desviar el análisis por modificaciones contables del activo o por rendimientos que no son procedentes de la actividad principal.

Respecto de la deuda financiera, se toman como referencia la deuda con entidades de crédito y las obligaciones corporativas, excluyendo las de ambos tipos que  se consideren sin recurso, porque estén asociadas a Project finance u otros activos que sirvan de garantía en pago. Asimismo, no se tienen en cuenta los derivados.

En orden a netear la deuda, se toma únicamente la partida de tesorería y efectivo equivalente, sin tomar en consideración activos financieros mantenidos para la venta y otros de liquidez semejante.

Respecto de los gastos financieros, se toman como referencia los intereses y gastos financieros asociados al pago de deudas, sin tener en cuenta las restantes partidas, sean de ingresos o de gastos, que den lugar al resultado financiero.

Acerca del número de acciones, se obvian las modificaciones de capital que hayan podido tener lugar, así como las conversiones de pasivos en instrumentos de patrimonio, tomándose cómo referencia única y sin ponderar por tiempo, el número de acciones existentes al momento de realizar el análisis.

A pesar de que algunas compañías presentan resultados que pudieran ser extraordinarios, por la depreciación de activos, o circunstancias repentinas que afecten a sus resultados operativos, se ha descartado hacer cuentas proforma, tomando únicamente los estados financieros presentados por las compañías cotizadas ante la CNMV.