Cultura Financiera

¿Qué es el Price to Book Ratio o PBV?

El ratio precio/valor contable, o ratio PBV, es un múltiplo bursátil usado para comparar el precio de mercado actual de una empresa con su valor contable. El cálculo puede realizarse dividiendo la capitalización bursátil de la empresa entre el valor contable de la empresa en su balance. Hay que tener en cuenta que el valor contable incluye el capital social y las reservas, esto es, el valor contable equivale a los fondos propios.

pbv1 j

Es un ratio que teóricamente compara compañías entre sectores con una similar estructura de capital-deuda, y viene a significar cuántas veces está reflejado el valor contable en el precio de cotización, como expectativa del futuro crecimiento de la empresa. El valor de este ratio equivaldría aproximadamente a dividir el ROE entre el coste del equity de la misma compañía. Este múltiplo es fiable en determinados sectores específicos como el caso del sector bancario dónde suele utilizarse dado el elevado apalancamiento de este tipo de entidades. En función del sector es normal que se llegue a duplicar el mismo, o que se cotice por debajo del valor en libros, si se trata de conglomerados, inmobiliarias, o de infraestructura.

Al tratarse de una proporción entre la rentabilidad para el accionista, y el coste del capital, el valor máximo podría ser el resultante de dividir el ROE entre la TIR del bono a diez años; y el valor mínimo sería el resultado de dividir el ROE entre la rentabilidad esperada del mercado. Otra opción, conforme al artículo 327 de la Ley de Sociedades de Capital, que obliga a una reducción forzosa del capital social, cuando las pérdidas hayan disminuido su patrimonio neto por debajo de las dos terceras partes de la cifra de capital, sería situar el valor mínimo de este ratio en torno a 0,66.

pbv2 j

De cara a comprobar si una compañía está infravalorada en el mercado, habría que ver si tiene un bajo ratio PBV en comparación con un alto ROE, siendo la inversa en caso de una compañía sobrevalorada, es decir, que en tal caso, tuviera un alto ratio PBV, en comparación con un bajo ROE. En ambos casos habría que ver si su coste de capital es adecuado a la situación financiera de la compañía y del mercado. Si el ratio PBV es bajo, convendría liquidar la empresa.